La cura para la corrupción es estar bien informado.

Subirán tarifas de micros y taxis en la segunda quincena de enero

Ante el incremento al precio de las gasolinas, el titular de la Secretaría de Movilidad, Héctor Serrano Cortés, adelantó que las tarifas del servicio de transporte público concesionado y taxi aumentarán, cuyo monto se dará a conocer después del 15 de enero.

Se trata, dijo, de garantizar la movilidad de miles de capitalinos que a diario utilizan estos medios para llegar a su destino, pero sin permitir que sea un pretexto para que algunas organizaciones exijan aumentos hasta de 40 por ciento.

No estamos ante una actitud de negación o de miopía, porque sabemos que el aumento a la gasolina incide en los gastos de operación de los transportistas, pero tampoco vamos a lastimar aún más el bolsillo de los ciudadanos, afirmó.

El funcionario explicó en entrevista que la administración capitalina garantizará que todo el transporte funcione de manera adecuada, ante el anuncio de la organización Rutas Unidas de parar el servicio los días 16 y 17 de enero, en demanda de un ajuste a la tarifa y un subsidio.

El golpe asestado con esta alza al combustible no afectará únicamente a los dueños de automóviles particulares y transporte público, sino también a la gente que utiliza este último para llegar a su destino, lo cual nos obliga a revisar el tema de las tarifas.

A 45 meses de que se realizó el último ajuste en el servicio concesionado colectivo y de taxis –marzo de 2013–, se entrará en un proceso de análisis que determine el monto a incrementar, pues somos sensibles a la necesidad social y sabemos que hay un impacto directo en el sector, puntualizó.

Dicha situación, aclaró, no significa que vayamos a dar un aumento de 40 por ciento, como plantean algunas organizaciones, pues es absurdo, no es conveniente ni adecuado; se trata de aprovechar una situación crítica como la que viviremos, para sacar una ganancia mayor.

Visión de futuro

El objetivo es garantizar la operación del transporte concesionado colectivo e individual, pues si antes con un tanque de gasolina avanzaban 80 kilómetros, con esta alza llegarán a 70 ¿y los otros 10, cómo se solventarán? Eso lo tenemos que cubrir, señaló.

Recordó que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha actuado con mucha visión: primero solicitó a las autoridades federales recursos adicionales para el tema de movilidad, que no se los dieron; e impulsó el uso de vehículos con energías alternativas, como híbridos y a gas natural, lo cual ayudará.

Sin embargo, en estos momentos debemos revisar las tarifas para continuar con los programas de sustitución de microbuses y taxis hacia tecnologías más limpias, comentó.

Anuncian paro el 16 y el 17 próximos

Alza de 30% y bajar comisiones, exigen socios a Uber

Laura Gómez Flores

Concesionarios del transporte colectivo anunciaron un paro total del servicio los días 16 y 17 de enero en demanda de un aumento de 40 por ciento a la tarifa de autobuses y micros, equivalente a dos pesos; la entrega de un subsidio y la suspensión del programa de corredores viales, que implica la sustitución de unidades, con la finalidad de hacer frente al gasolinazo.

Socios de aplicaciones móviles como Uber exigieron a su vez un alza de 30 por ciento o una reducción de 25 a 10 por ciento en las comisiones que les cobra la empresa por cada viaje. Anunciaron que además de manifestarse el lunes 9 en contra del alza a las gasolinas, buscarán sumarse al paro del servicio convocado por Rutas Unidas, una semana después.

El Movimiento Nacional de Taxistas demandó al gobierno capitalino autorizar un alza de 20 por ciento a las tarifas en las tres modalidades del servicio: libre, sitio y radiotaxi, es decir, 1.75, 2.60 y 5.40 pesos adicionales al actual banderazo, con el fin de mantener el ingreso de 500 mil familias que dependen de este sector, informó su vocero, Ignacio Rodríguez.

José Antonio Sánchez Escalante, presidente de la agrupación Rutas Unidas, que aglutina a 6 mil 500 concesionarios con presencia en 15 delegaciones, con excepción de Gustavo A. Madero, así como 2 mil taxi, afirmó que el gasolinazo es un fuerte golpe para los transportistas, que enfrentan ya un rezago de tres años en las tarifas.

Hoy, comentó, la tarifa debería ser de 15 pesos, de acuerdo con el ajuste inflacionario y su impacto en el costo de insumos y combustibles, que nadie puede pagar. Recordó que en abril pasado se pidió a la Secretaría de Movilidad subirla 1.50 y ahora serían dos pesos, así como un subsidio similar al entregado al Metro y la cancelación de los corredores de transporte.

Julio Alba, vocero de la Asociación Nacional de Socios y Choferes de aplicaciones móviles en materia de transporte, señaló que un ajuste de 30 por ciento a las tarifas o reducir a 15 por ciento la comisión cobrada por Uber es necesario para salvarnos, porque somos compradores potenciales de combustible.

Cada mes, un socio gasta un promedio de 8 mil pesos en gasolina, lo que llevará a muchos a salirse de la plataforma, caer en cartera vencida o regresar las unidades que están pagando, porque no es negocio, por lo cual el 9 de enero se movilizarán contra esta alza, anunció.

De 45 mil unidades registradas en la plataforma, dijo, operan 25 mil ante la saturación del servicio y el gasto en el combustible, lo cual se agravará a partir de la siguiente semana.

Ignacio Rodríguez informó que en enero se reunirán con Arturo Montiel, director de asuntos políticos de la administración capitalina, y René Juárez, subsecretario de Gobierno, de la Secretaría de Gobernación, a quienes plantearán esta alza a la tarifa.

Mencionó que el 4 de enero, los integrantes del movimiento tendrán una asamblea donde decidirán las acciones a seguir.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/
También podría gustarte
Comentarios
Cargando...