La cura para la corrupción es estar bien informado.

Para simular que Peña investiga su propio espionaje, pide “ayuda” a peores espías abusivos y extranjeros: el FBI

Por si no fuera suficiente el agravio e insulto a la inteligencia permanente que el asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, profiere contra México al seguir ocupando ilegalmente la Presidencia que usurpa desde 2012, súmense los delitos derivados de su ilegitimidad y sus posteriores respuestas ante los débiles reclamos de la sociedad, cargadas de infinito cinismo, burla y desprecio contra el pueblo que, indigno, lo mantiene.

Tras las revelaciones del diario estadounidense The New York Times  confirmando el espionaje “oficial” contra activistas y periodistas en México, el régimen usurpador de Peña Nieto, responsable de ese delito, anunció con bombo y platillo que simulará investigarse a sí mismo y recurrirá, para ello, a peores espías criminales de Estados Unidos: el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), denunciado por sus prácticas abusivas de espionaje en su propio país.

Nótese la incoherencia demencial. ¿Qué tiene que investigar Peña Nieto si el responsable directo del espionaje es él mismo? Encima, pasa de la utiización de sus propios cómplices -como hizo en el caso de su casita blanca– a la intervención de extranjeros violentando la soberanía nacional. Pero la pregunta clave en todo esto es, ¿POR QUÉ EL PUEBLO SIGUE ACEPTANDO SEMEJANTES ESCUPITAJOS A SU INTELIGENCIA?

De acuerdo con la agencia Proceso, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la “Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión” (FEADLE), dependiente de la “Procuraduría General de la República” (PGR), indicó que solicitará a las empresas de telefonía celular los registros de llamadas de los equipos presuntamente infectados, con el fin de hallar similitudes con los números que enviaron el virus a los teléfonos de los denunciantes.

Asimismo, pedirá a los afectados por el espionaje entregar sus equipos físicos para la realización de un análisis forense en el que participarán el FBI y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El sujeto explicó que en otros países se han registrado casos de una presunta intervención ilegal a personalidades públicas. Con base en esa experiencia, dijo, “se organizó el grupo de apoyo técnico conformado por la Unión Internacional de Comunicaciones, organismo especializado en telecomunicaciones de la ONU”. Por cierto, ¿en qué se especializa la ONU? En SIMULAR, siempre al servicio de Estados Unidos y sus aliados.

También participarán en esta “investigación” la Asociación Mundial de Operadores Móviles, con sede en Londres, la Escuela Superior de Ingeniería, Mecánica, Electrónica del IPN, y el Ministerio de Justicia de Canadá colaborará vía asistencia jurídica internacional con las entrevistas al Citizen Lab de la Universidad de Toronto.

¡TODO UN CIRCO INTERNACIONAL PARA EXONERAR A PEÑA NIETO Y CONCLUIR QUE “NO HUBO ESPIONAJE O SE HIZO POR LA SEGURIDAD DE LOS PROPIOS ESPIADOS”! Por si fuera poco, el pueblo imbécil volverá a pagar los millones por esta nueva mamarrachada.

Sigan manteniendo a estos delincuentes en la Presidencia. El que por su gusto es buey…

Fuente: https://notigodinez.com

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...