La cura para la corrupción es estar bien informado.

Represento una candidatura limpia y honorable, afirma Meade

El abanderado por la coalición “Todos por México” dijo que “la ética, la transparencia y la rendición de cuentas serán los elementos que se pongan por delante en este proceso electoral”

 

“La ética, la transparencia y la rendición de cuentas serán los elementos que se pongan por delante en este proceso electoral”, sostuvo el candidato de la Coalición Todos por México a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, durante la instalación de la Comisión Nacional de Ética Partidaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El abanderado priista aseveró que él representa una candidatura limpia y honorable, lo que significa una ventaja en este proceso electoral, donde se contrastarán los perfiles y las propuestas.

Meade Kuribreña explicó que la comisión que arrancó sus funciones esta mañana se convertirá en la conciencia del partido y velará para que los aspirantes a un cargo de elección popular “no pierdan la brújula”.

Según fue publicado en un boletín, los comisionados dignificarán la ética partidaria a través de cinco ejes fundamentales. Entre ellos destacan el difundir y promover los principios de este instituto político, prevenir conductas que atenten contra estos principios, asegurar la rendición de cuentas, investigar en casos de denuncia y analizar la afiliación de ex militantes de otros partidos o la reafiliación partidaria.

Asimismo explicó que, en caso de detectar anomalías en el actuar de algún aspirante, deberá presentarse la denuncia correspondiente ante la comisión de justicia. “Se les está confiando la responsabilidad de que el partido viva con orgullo en sus valores y no se les esté imponiendo ninguna restricción”, pronunció el abanderado presidencial frente a los integrantes de la comisión de ética, la cual, dijo, contará con funciones de investigación y recomendación.

José Antonio Meade dijo que, para que la comisión funcione, esta instancia debe de sentirse libre de hacer los señalamientos puntuales respecto de cualquier militante, empezando por quien es su candidato a la Presidencia de la República y hasta el último de los representantes seccionales.

 

Destacó que, si se sigue una vida congruente, no puede haber motivos de preocupación ni necesidad de involucrar a otras instancias.

Dijo que en “la política tenemos que aprender a asumir nuestras responsabilidades y asumir las consecuencias de nuestros actos”, a su vez sostuvo que, si a él le detectaran que vive por arriba de sus ingresos, lo culparan por haber hecho negocios desde el sector público, encontraran elementos que comprueban que ha escondido negocios inmobiliarios atrás de una fundación, “lo último que me escucharían decir es que estoy orgulloso”.

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional de Ética Partidaria, José Antonio González, refrendó el compromiso del PRI para impulsar una revolución ética, tal y como lo propuso José Antonio Meade Kuribreña. Afirmó que este instituto político perseguirá la deshonestidad, la corrupción en el sistema público y el abuso desde posiciones de gobierno, flagelos que corroen las instituciones y debilitan el Estado.

Exhortó a la militancia a cumplir e interiorizar los principios y valores del partido. Dijo que no se sumarán a las filas del PRI deshechos de otros partidos, ni aquellos que no comprendan que los negocios y el servicio público no son compatibles. “únicamente habrá cabida para aquellos que estén dispuestos a conducirse con integridad y apego a la ley”, finalizó.

 

 

Fuente: https://www.debate.com.mx

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...