La cura para la corrupción es estar bien informado.

Padres de los 43 y PGR se reúnen hoy

Muy avanzada la noche de ayer, los padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, y funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Secretaria de Gobernación (Segob) acordaron reunirse a las 10 horas de este martes, para abordar las cuatro líneas de investigación del caso Iguala que desde hace más de un año permanecen sin avances.

Sin embargo, el abogado Vidulfo Rosales señaló que esta primera mesa de diálogo con las autoridades no significa que los padres de familia levantarán el plantón indefinido que mantienen frente a la Procuraduría General de la República (PGR) desde el pasado 20 de abril, ni tampoco que retiren el bloqueo a los accesos del edificio, acción iniciada ayer lunes por la mañana.

Aclaró que las decisiones de levantar el plantón y retirar el bloque se tomará luego de una evaluación que hagan los padres de familia después de este primer encuentro, que se realizará en las oficinas de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Segob, en la calle de Dinamarca 84, en la colonia Juárez.

De esta forma, los tres accesos –de Paseo de la Reforma, y las calles de Río Nevá y Río Guadiana- al edificio sede de la PGR permanecen esta mañana bloqueados por los padres de familia, por segundo día consecutivo.

En tanto, el plantón indefinido que mantiene frente a las mismas instalaciones cumple este martes su vigésimo noveno día, en demanda de “avances concretos” en las investigaciones del caso Iguala y sobre el paradero de los normalistas desaparecidos la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre de 2014, es decir, hace ya más de 31 meses.

Hay que señalar que las cuatro líneas de investigación que los padres de familia exigen un avance por parte de la PGR son: investigar al Ejército mexicano y a los elementos que estuvieron en varias escenas de los hechos ocurridos en Iguala el día de los hechos; aprehender a los policías federales y municipales de Huitzuco que participaron en la desaparición de los estudiantes; avanzar en el análisis de la telefonía celular de los aparatos propiedad de los detenidos y de los jóvenes desaparecidos, y que siguieron operando mucho después de los hechos, e investigar el trasiego de droga entre las ciudades de Iguala y Chicago, ya que al aparecer es uno de los móviles de la agresión a los estudiantes la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre de 2014.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...