La cura para la corrupción es estar bien informado.

Meade, el virtual candidato del PRI a la Presidencia

Nadie tenía un ápice de duda sobre el motivo del mensaje presidencial este 27 de noviembre. Las apuestas corrían sobre si Enrique Peña Nieto llevaría su condición de gran elector de su partido hasta anunciar la decisión sobre José Antonio Meade para contender por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia, o si se quedaría en la formalidad de dar el adiós como secretario de Hacienda y designar a su relevo.

 

La amplia sonrisa con la cual entró el mandatario al salón Adolfo López Mateos y su celebración a la fresca mañana, pero hermoso día en cuanto tomó el micrófono, tampoco despejaron la incógnita. Su actitud contrastaba sí, con la de un sonrojado José Antonio Meade, quien apenas esbozaba algún tímido gesto de alegría que acompañaba de leves movimientos de cejas para saludar.

Y aunque no hubo una cargadainstitucional, pues el único secretario convocado fue el de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, como los más destacados, sí estaban ahí Dionisio Meade, su padre, su esposa Juana Cuevas y sus hermanos Juan Pedro y Pablo.

Otros ahí eran los miembros del staff de la Presidencia, funcionarios de Hacienda y de Pemex. Algunos familiares de José Antonio González Anaya. Y decenas de periodistas.

Casi a las 11 de la mañana inició la ceremonia. Fiel a su estilo durante estos años cuando nombra o releva funcionarios, Peña Nieto dedicó ayer a José Antonio Meade frases especialmente elocuentes aun en ese código protocolario y formal. Las de ayer tenían una carga especial y todos ahí lo sabían.

Quizá por eso, el mismo mandatario se confundió al despedirlo y lo ubicó como saliendo de la Secretaría de Relaciones Exteriores: A quien deja la cancillería le deseo… la Secretaría de Hacienda y Crédito Público… ¡para nota, quedará como nota! Quien dejó la cancillería, la Secretaría de Desarrollo Social y hoy deja la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, le deseo el mayor de los éxitos!

El presidente Peña no hizo explícito el destape. Quedó sólo en los términos del lenguaje cifrado, de su prerrogativa para el dedazo. Acto del que por lo demás nadie dudó jamás, pues él mismo así lo había anticipado.

Y se permitió hacer sólo una franca demostración de afecto, al alentarlo: ¡Felicidades Pepe, y el mayor de los éxitos.

Tampoco, hay que decirlo, Peña Nieto regateó méritos a los dos funcionarios con nuevo encargo. A José Antonio González Anaya le reconoció el restablecimiento de la salud financiera del IMSS y la disciplina y talento aplicados en la conducción de Pemex; y a Carlos Alberto Treviño le resaltó su amplia experiencia financiera en distintos cargos del sector público.

Los mismos largos aplausos de su arribo, acompañaron el inicio de un ritual que no se atrevió a decir su nombre, pero que continuaría en distintos escenarios del PRI.

Algunas preguntas lanzó la prensa. El presidente Peña no respondió. Y el ex titular de Hacienda sólo lo hizo con una frase cuando se le inquirió qué venía ahora para él: Cosas buenas, dijo.

A su salida, el padre y la esposa de Meade Kuribreña dieron también breves declaraciones. El primero dijo que lo acompañará como lo ha hecho a lo largo de los años y lo consideró con las prendas suficientes para ocupar la Presidencia.

Y ella lo dijo más o menos en los mismos términos, porque así ha sido, resaltó, en todos los años que llevan juntos.

Es una persona que lleva 20 años en el sector público comprometido, trabajando y así va a seguir, echándole todas las ganas. Se me hace que es la mejor persona para sacar adelante a México. Yo me veo apoyándolo igual que siempre en todos sus proyectos.

No recordó el día en que su marido le dijo que él sería el designado por el PRI para buscar la Presidencia, “pero nos lo platicó a toda la familia, y estamos todos encantados, muy contentos…”

Dicho eso, ella salió del salón López Mateos. A la ceremonia no asistieron los tres hijos de ambos.

 

 

 

Fuente: http://www.jornada.unam.mx

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...