La cura para la corrupción es estar bien informado.

López Obrador recomienda a Salinas y a Peña “se sienten” a decidir los candidatos del PRI y del Frente para el 2018

El presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, recomendó al expresidente Carlos Salinas de Gortari y a su homólogo actual Enrique Peña Nieto que “se sienten” a decidir quiénes serán los candidatos presidenciales del PRI y del Frente Ciudadano por México en 2018.

 

“Ya nosotros los estamos esperando, pero ellos no terminan de ponerse de acuerdo. Ya sabemos que nos van a querer echar montón, que nos van a querer trampear, que nos van a querer comprar votos, robarse la Presidencia a billetazos. Ya los conocemos muy bien, pero no van a poder porque la gente está muy consciente de que hace un cambio verdadero”, indicó en entrevista.

De gira por Jalisco, el tabasqueño reveló que Salinas de Gortari está en el país porque “hay mucho rejuego en el PRIAN”.

Y agregó: “Yo deseo que arreglen sus cosas con tranquilidad, porque en el PRI no pueden sacar a José Antonio Meade, les está costando trabajo, está haciendo su luchita. Miguel Ángel Osorio Chong se ve, se están publicando encuestas en donde Chong está arriba de Meade, muy arriba”.

Según la lectura del exjefe de gobierno, en el Frente Ciudadano por México, Miguel Ángel Mancera está jugando su papel, pero otros -que no citó- están muy confrontados. “Está muy revuelto lo que tiene que ver con la mafia del poder y ahora llega Salinas”, contó.

López Obrador confió en que no pasará a mayores el conflicto entre estos partidos políticos, que sea solo un manejo de encuestas, columnas y diarios, “porque hay periódicos que son como boletines de algunos futuros o posibles precandidatos”.

Dijo que entiende que “están muy nerviosos” porque Morena encabeza las encuestas sobre las preferencias del electorado para la elección presidencial del 2018. “Quieren pleito, andan provocando, pero como decía Kalimán: serenidad y paciencia”, señaló.

Sobre Salinas

López Obrador acusó a Salinas de Gortari de andar “muy declarador”.

Y es que, esta tarde, durante la presentación de su nuevo libro “Aliados y Adversarios TLCAN 1988-2017”, el expresidente priista se refirió al tabasqueño como “el innombrable”, calificativo que el líder de Morena usó, durante muchos años, para referirse al exmandatario.

El experredista recordó que fue en el salinato (1988-1994) cuando se comenzaron a privatizar los bienes de la nación, como Teléfonos de México (Telmex), que desincorporó del sector público para vendérsela al empresario Carlos Slim; los bancos, Ferrocarriles Nacionales (Ferronales), que le vendió a Grupo México durante el sexenio de Ernesto Zedillo, además de que inició su proceso de liquidación en el sexenio de Vicente Fox y lo concluyó en 2015.

“Recientemente se privatizó la industria eléctrica y el petróleo”, resaltó.

López Obrador rememoró que también en el salinismo se privatizó la empresa Fertimex. Así lo explicó: “Rogelio Montemayor Seguy -quien fue director Pemex en el Vicente Fox-, en 1991, a través de la empresa Servicorp, y luego se asoció con Altos Hornos de México SA (AHMSA), de los hermanos Ancira, y a Fertimex ya privatizada con Fabio Covarrubias. Y se la venden a Pemex en 2016 y la liquidación con la recompra de la empresa bajo la dirección del panista Javier Lozano, en el sexenio de Enrique Peña Nieto”.

Siguió su recuento: “Ancira considera que no es un negocio producir fertilizantes, cierra la empresa, la abandona y se vuelve chatarra la planta. Cuando Enrique Peña Nieto llega al gobierno de México, decide comprar Fertimex, es decir, lo que se privatizó se vuelve a estatizar. ¡Pemex compró de nuevo la planta! El director de Petróleos Mexicanos era Emilio Lozoya”.

En su análisis, el aspirante presidencial mencionó que de la misma forma se privatizó la mitad de la planta Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz, a la empresa Mexichem, del exbanquero Antonio del Valle Ruíz, para construir la compañía Petroquímica de Vinilo, en el 2013, arrancando el sexenio de Peña Nieto. Luego, en 2016, se registró la explosión de la planta Colorados III que dejó 24 muertos, según reportes oficiales.

“Fertimex costaba cuando mucho 50 millones de dólares, es decir, 800 mil millones de pesos, y eso por el terreno en Pajaritos, se pagó 500 millones de dólares, alrededor de ocho mil millones de pesos, y quienes intervinieron para hacer esta operación fueron Alonso Ancira, Carlos Salinas, Enrique Peña y Emilio Lozoya”, añadió.

Actualmente, Lozoya Austin está acusado de recibir “moches” o sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

López Obrador mencionó que “para rehabilitar la planta se utilizaron 500 millones de dólares más. Todavía no se termina la rehabilitación, no se produce ni un costal de fertilizantes en la planta, pero cuánto se gastó, lo que costaba 50 millones de dólares, termina costando al erario mil millones de dólares. Estamos hablando de una tranza de 18 mil millones de pesos”.

Rumbo al 2018

En un video de 2:45 minutos, publicado en su cuenta de Facebook, Andrés Manuel López Obrador anunció que para sortear la “guerra sucia” que presuntamente se aplicará en su contra durante la próxima campaña presidencial, se preparará como decía el superhéroe mexicano del cómic Kalimán: “con serenidad y paciencia”.

Luego, se quejó porque escucha en los noticiarios que Salinas de Gortari habla mucho sobre el Tratado de Libre Comercio, tema de su libro, y porque el presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, ya interpuso una queja ante el Instituto Nacional Electoral (INE) por supuestos actos anticipados de campaña, porque le gritaron “¡presidente!” durante el IV Congreso Nacional Extraordinario, celebrado en el Auditorio Nacional el pasado 20 de noviembre.

“Estamos muy tranquilos. Seguiremos trabajando, organizando desde abajo, para evitar el fraude electoral y para que, cuando quieran comprar masivamente los votos, la gente les diga: ‘toma tu voto’ y que no se consume otro fraude y se respete la voluntad del pueblo para iniciar la transformación de México en beneficio de todos”, añadió.

A manera de anécdota, el tabasqueño contó que el pasado miércoles durmió en una clínica naturista ubicada en La Grulla, Jalisco, aunque el tratamiento dura una semana. Durante su estancia, dijo, le dieron comida sana, le pusieron una faja de lodo, durmió hasta las cinco de la mañana que le dieron “una rameada”, después entró al vapor y se bañó con agua fría.

Por la tarde, Andrés Manuel López Obrador estuvo en Ameca, distrito de Autlán de Navarro, y dijo que visitará Tala, distrito de Tequila. El viernes visitará Tuxpan, Tamazula de Gordiano y Sayula, distritos de Zapotlanejo El Grande, Jalisco.

 

 

Fuente: http://www.proceso.com.mx

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...