La cura para la corrupción es estar bien informado.

Con “gobiernos” de Calderón y Peña Nieto, México es el país de Latinoamérica que más se ha endeudado: CEPAL

 Durante el régimen usurpador del panista Felipe Calderón Hinojosa y lo que va del espuriato del asesino de Atenco Enrique Peña Nieto, la deuda pública de México se ha incrementado de tal modo que nuestro país ya es el más endeudado de América Latina y el Caribe, revela un informe del organismo regional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con el portal Newsweek en Español, la deuda pública de México creció a un ritmo equivalente al 27 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) sólo de enero de 2007 a diciembre de 2016, con lo que el monto del endeudamiento público se calcula en 9.6 BILLONES DE PESOS, prácticamente la mitad del PIB nacional.

En su informe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) detalla que el mayor incremento en la deuda del sector público se registró durante el régimen usurpador de Calderón, con 14 por ciento, mientras que en el actual espuriato peñista la deuda pública ha crecido 13 por ciento.

De esta manera, México registra el mayor incremento regional en la deuda pública superando a Chile y Venezuela, con 22 y 21 por ciento respectivamente.

Si bien el régimen usurpador del asesino de Atenco difiere en las cifras reportadas por la Cepal, reconoce un endeudamiento equivalente a 47.9 por ciento del PIB, esto es, 9 BILLONES 693 MIL 217.5 millones de pesos.

En el mismo periodo, Argentina y Brasil, las dos economías principales de la región, también incrementaron su deuda pública. Colombia igualmente registró un repunte en el incremento de su endeudamiento, mientras que Bolivia fue el único país que lo redujo, pasando de 40.7 por ciento a 30.9 por ciento.

El desastre económico de México particularmente agudo con los regímenes usurpadores de Calderón y Peña Nieto, ha ocasionado que agencias financieras internacionales hayan degradado la confiabilidad crediticia de nuestro país.

Es el caso de Fitch Ratings, que apenas en diciembre de 2016 cambió de “estable” a “negativa” la calificación de la deuda de México, mientras que Moody’s hizo lo propio al degradar a “negativa” la perspectiva de las obligaciones financieras del régimen.

Cabe recordar que, a falta de sustento económico interno, el peso mexicano ha resentido como ninguna otra divisa los acontecimientos de los últimos años, entre ellos las crisis en Grecia y China, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (Brexit), las fluctuaciones a la baja de los precios internacionales del petróleo y el creciente nerviosismo en los mercados por la llegada de Donald Trump al poder.

Fuente: https://notigodinez.com

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...