La cura para la corrupción es estar bien informado.

El Fantasma de la Guardería ABC en Matamoros, Tamaulipas

Con la recolocación del PRI en los Pinos la realidad no ha cambiado, por ello, el fantasma de la Guardería ABC apareció en Matamoros, Tamaulipas sólo que con el nombre de “Las Catarinas, S.C.” ubicada en avenida Manuel Cavazos y Plan de Ayutla Número 14 y 17 a 44.30 metros frontales de una gasolinera. ¿Qué hizo Mónica Cárdenas Dávila para ganar la Licitación Pública Nacional LA-019GYR019-N132-2015?

Sí contradice todos los requisitos señalados en el concurso de subrogación del IMSS. Entre ellos, el que señala la ubicación de las estancias infantiles y prohíbe precisamente su construcción a menos de 50 metros de Estaciones de Servicio y gasolineras. ¿Allí piensan albergar a 252 niños, personal y padres de familia en tránsito? ¿Cómo logró la señora Cárdenas Dávila trasgredir la experiencia institucional que dejó por desgracia la Guardería ABC? Al parecer, el Director de Prestaciones Económicas y Sociales, el Director Jurídico, así como el Delegado Regional y el Órgano Interno del IMSS, piensan hacerse los omisos para ser cómplices de otra tragedia. Pero qué pasa con el Auditor Superior de Tamaulipas y con las autoridades municipales y el Gobernador que informados del caso no pueden impedir la construcción o al menos sujetarla a una exhaustiva revisión. ¿No lo merecen los niños de Matamoros, Tamaulipas? Porque no sólo es un asunto de medidas y colindancias es un tema de; resguardo, protección civil y ética por los más débiles con los que se busca hacer un negocio rentable. Enriquecerse acosta del desprestigio del IMSS significa que no hay memoria histórica de sus directivos, que parecen desconocer los protocolos que llevaron a la histórica “Ley 5 de Junio”.

Hacerse rico en conocimiento del riesgo que padecerían los niños y publicitar la falsa seguridad, integridad de menores y empleados equivale simbólicamente a cometer un crimen con total alevosía y ventaja. Todo nos lleva a creer que en la construcción de “La Catarina, S.C.” se aplicó la frase anecdótica de Álvaro Obregón. “No hay quien aguante un cañonazo de cincuenta mil pesos”, Triste futuro para la infancia sin resguardo y conducción, trágica desventura para el Estado mexicano que no hace valer las leyes revirtiendo justamente hechos como la construcción de “La Catarina, S,C.”. Sin duda la impunidad corroe el sistema y hace de este gobierno una pésima particularidad.

No castigar a quien incumple la Ley respalda la simulación ¡Tendrá sentido crear el Sistema Nacional Anticorrupción? La construcción de Las Catarinas, a 44.30 metros de una gasolinera abonará la retórica de la Casa Blanca y la fuga de Duarte, la única diferencia es que, en una Guardería se trata con menores indefensos, que parece, serán sacrificados como despojo humano para capitalizar los bolsillos de ambiciosas que seguirán impunes. Los espectros de los 49 menores y los 106 heridos merecen ser recordados con la dignidad de la corrección y el aprendizaje, no repitiendo lo ya vivido.

Es de dominio público, que durante sus más de cien años de existencia del PRI la corrupción ha sido uno de sus elementos característicos de sus gobiernos. Después de los escandalosos despilfarros de José López Portillo, en 1982 llegó la Renovación Moral del primer gobierno neoliberal priista, instituyó la SECODAM con contralorías internas en las oficinas de gobierno y redujo el gasto público para hacer creíble la lucha contra la corrupción. Sin abandonar sus prácticas simulaban transparencia acusando de peculado a políticos incómodos para el régimen o, de plano, culpaban a miembros de la clase política que no simpatizaban con las decisiones dominantes, sobran los ejemplos.

A medida que se fueron refinando las estrategias para lograr la transparencia también se hicieron más sofisticados, los sobornos, el cohecho y la compra, en pocas palabras la corrupción. Las constantes privatizaciones hicieron de las licitaciones, la cereza del pastel en obras públicas y en servicios que antes daba el Estado; curiosamente, ganaban los concursos, los cercanos a los políticos por lo que muchos empresarios se así hicieron millonarios. La denuncia de la corrupción a la oposición del PRI se hizo un botín; así sucedió con los vídeos del caso Bejarano y compañía en el DF en 2004

Con inocencia supusimos, que la alternancia política haría de la “rendición de cuentas” su punto de partida pero los hijastros y amigos de Fox, nos desengañaron. La nueva clase política: los partidos y los organismos públicos con sueldos y prestaciones ostentosas, además del grosero nepotismo del ex presidente Calderón, hicieron visible la profundidad del abuso cuando estalló la terrible tragedia de la Guardería ABC en 2009, en Hermosillo, Sonora en la que murieron 49 menores y 106 resultaron heridos. Hechos dolorosos que también, incendiaron al IMSS al no trasparentar la licitación otorgada al dedazo a, Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, parienta de la entonces primera dama pero sobretodo dejaron ver el descuido con el que se trataban las instancias infantiles, sin protocolos de protección civil, ni condiciones de seguridad para los menores y empleados.

Contribución de: Juan Perez Sotelo Foto: De Internet

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...