La cura para la corrupción es estar bien informado.

Extrema “novatada” en normal rural de Chiapas: un joven muere y a dos los hospitalizan

El joven que murió era José Luis Hernández Espinosa, originario del municipio de Venustiano Carranza, y los dos estudiantes que se encuentran delicados y hospitalizados son Ulises Jiménez de la Cruz y Sergio Ballinas Zambrano.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado 21 de julio en el interior de la Escuela Normal Rural Mactumatzá, cuando los miembros del comité estudiantil convocaron a todos los jóvenes de nuevo ingreso para presentarse a un “curso de inducción” dentro de las instalaciones de ese plantel educativo.

Además de orientación política e ideológica, los 90 jóvenes de nuevo ingreso fueron rapados y sometidos a prácticas de ejercicios extenuantes, lo que posiblemente propició daños entre algunos normalistas principiantes.

Resultado de imagen para novatada chiapas

Tras la fatiga y el golpe de calor, tres de ellos fueron llevados de emergencia al Hospital Dr. Gilberto Gómez Maza, donde falleció José Luis Hernández Espinoza, hijo de un comunero de la Organización Campesina Emiliano Zapata-Casa del Pueblo, organización aliada históricamente de la Escuela Normal Rural Mactumatzá.

Dos de los que jóvenes, fueron trasladados después del Hospital Privado Muñoa, donde permanecen en atención permanente, uno de ellos en estado crítico, pues fue hemodializado.

El “curso de inducción” o “novatada” fue convocado de forma independiente por el propio consejo estudiantil, según el programa educativo. El curso formal de clases inicia hasta el 20 de agosto próximo.

Al enterarse del fallecimiento del joven, los comuneros de la Casa del Pueblo intentaron llegar hasta la Escuela Normal Rural Mactumatzá, para investigar las circunstancias en que se registró el deceso, sin embargo, los jóvenes normalistas les dijeron que no era necesario que viajaran los más de 100 kilómetros desde Venustiano Carranza hasta la capital del estado, por lo que el martes enviaron una comisión de 10 jóvenes estudiantes normalistas para explicar los hechos. Todos de segundo semestre. Ninguno de ellos del comité estudiantil.

Por varias horas, todo el martes y hasta las primeras horas de este miércoles, los comuneros de la Casa del Pueblo mantuvieron retenidos a los 10 normalistas y decían que los iban a liberar si llegaban hasta allá los miembros del comité estudiantil y los directivos: Conrado Borraz, que funge como director y el subdirector, Horacio Meléndez, para que les aclararan los hechos.

Las autoridades educativas estatales y la Fiscalía General del Estado (FGE) que investigan con sigilo los hechos ocurridos en el interior de la Escuela Normal Rural Mactumatzá, preparan un informe sobre este suceso para darlo a conocer públicamente en las próximas horas.

El gobierno inicia investigación

El gobierno del estado confirmó que un joven estudiante normalista falleció y dos más siguen hospitalizados en la capital del estado, luego de participar “curso de inducción” convocado por el propio consejo estudiantil de la Escuela Normal Rural Mactumatzá.

En una misiva oficial, el gobierno del estado lamentó el deceso del alumno de nuevo ingreso de la Escuela Normal Rural Mactumactzá, José Luis Hernández Espinosa, originario del municipio de Venustiano Carranza, así como el estado delicado en que se encuentran hospitalizados sus compañeros Ulises Jiménez de la Cruz y Sergio Ballinas Zambrano.

Al respecto, el secretario General de Gobierno, Mario Carlos Culebro Velasco, informó que tras recibir diversas denuncias por parte de familiares de las víctimas y establecer el lugar donde son atendidos los dos jóvenes lesionados, la Fiscalía General del Estado inició las primeras indagatorias para determinar lo sucedido y aplicar todo el peso de la Ley a los responsables de estos lamentables hechos.

El responsable de la política interna indicó que fue informado del parte médico de los tres estudiantes, quienes fueron diagnosticados con Rabdomiólisis o daño renal, derivado presuntamente de ruptura de tejidos musculares.

En nombre del gobierno del estado, el secretario General de Gobierno expresó las condolencias a los familiares de José Luis Hernández Espinosa, a quienes reiteró que no habrá impunidad y se llegará hasta las últimas consecuencias para castigar a los responsables de esos lamentables hechos.

Asimismo, se dirigió a los familiares de los dos jóvenes que reciben atención médica de urgencia, a quienes expresó que cuentan con todo el apoyo y respaldo del gobierno del estado para lograr su recuperación.

El “curso de inducción” al que fueron sometidos más de 90 estudiantes, consistió en ser rapados, tomar un curso de orientación política e ideológica además de realizar ejercicios extenuantes y prácticas de agitación social y política.

No es la primera vez

Aunado a este incidente, en noviembre de 2016 fueron expulsados por parte de los directivos y estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumatzá un grupo de 66 trabajadores, es decir el 98% de su plantilla laboral, entre ellos 16 maestros y maestras.

Sólo se quedaron en la normal el director, Conrado Borraz, el subdirector Horacio Melendez y dos profesores más. A los expulsados los acusan de “charros”. Es decir, desde noviembre de 2016, los cientos de jóvenes estudiantes de la Mactumatzá no tiene clases normales para su formación docente.

“La razón de la expulsión: la negativa de la planta trabajadora a aceptar que el director y subdirector repartieran las plazas de tiempo completo a familiares y amigos. Cuestión que ya pasó, al hijo del director Conrado de Jesús Borraz León le otorgaron una plaza de tiempo completo titular C. y demás amigos y familiares del subdirector y una maestra cercana a ellos”, dijo uno de los docentes expulsados.

Pero, además de la situación de las plazas, que es lo que detonó el problema -dijo-, tiene que ver con que los trabajadores ya estaban inconformes con la situación al interior de la escuela: agresiones a los trabajadores, maltrato, todo controlado por el comité estudiantil y permitido por el director.

La reciente muerte del estudiante, es una más de las que ya se han dado. Pero siempre se ha ocultado, añadió.

“Recientemente al interior de la escuela se llevó a cabo la asignación de las plazas de tiempo completo para los allegados del director, son como 11 plazas aproximadamente, de los cuales ninguno tiene experiencia en formación de maestros, todos, salvo uno, se formaron en escuelas privadas y la experiencia que tienen es de la educación privada.

Los 16 profesores expulsados tienen más de 20 años de servicio, con experiencia en formación docente, ocho con grados de doctor en educación en escuelas públicas. De ese grupo está constituido el cuerpo académico reconocido por la SEP, único en Chiapas, indicó.

 

Fuente: https://www.proceso.com.mx – Imagen de: internet

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...