La cura para la corrupción es estar bien informado.

Entre Anaya y yo “no hay heridas, tampoco cicatrices”: Mancera

A diferencia de las reuniones anteriores, que se celebraron en privado, el mandatario capitalino Miguel Ángel Mancera y el precandidato presidencial por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, ventilaron sin empacho su encuentro de este jueves en el restaurante El Cardenal del Hotel Hilton.

 

Zanjadas en apariencia las diferencias, luego de que el panista le comió el “mandado” al jefe de Gobierno, ambos personajes posaron para las cámaras de los reporteros gráficos que llegaron al lugar de la cita, y al término de la comida este último refrendó su apoyo a la coalición PAN-PRD-Movimiento Ciudadano y afirmó que será “vigilante” del proyecto.

“Me interesa ser vigilante de la parte de cambio de régimen del gobierno de coalición. Eso es en lo que me voy a concentrar. Ser vigilante de esa parte importante del proyecto que irá acompañando y apoyando en lo que se vaya planteando”, comentó.

Ante las cámaras y después de la comida a la que Mancera Espinosa llegó pasadas las 4 de la tarde, pese a que estaba pactada para una hora antes, Anaya Cortes aseguró que había sido una reunión “cordial”, “de amigos”.

“Nos sentimos muy contentos de saber que hoy el doctor Mancera está atento, está vigilante, está participando en este proceso en el concepto de gobierno de coalición”, dijo.

Añadió: “(Mancera Espinosa) es fundador y parte fundamental del Frente. Él por supuesto que estará incluido en todas las decisiones de este proceso”.

A su vez, el jefe de Gobierno –flanqueado por el secretario de Movilidad, Héctor Serrano, y el diputado local Jorge Romero– insistió que entre él y el panista no hay heridas, “por lo tanto, tampoco cicatrices”.

“Fue una reunión productiva y cordial. Platicamos de cómo va el Frente en la República Mexicana. Se está consolidando, hay una expectativa muy alta. Estoy muy animado de lo que me platica (Anaya), de las experiencias en diferentes territorios”.

Cuestionados sobre el tema del supuesto desvío de más de 250 millones de pesos para las campañas a gobernadores del PRI, que Proceso dio a conocer, el panista hizo un llamado a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) para que inicie una investigación profunda al respecto, y al precandidato del tricolor, José Antonio Meade, le pidió dar una respuesta a la ciudadanía.

“Es la prueba de fuego de la FEPADE, debe actuar. Exigimos una investigación a fondo”.

Subrayó: “El hoy candidato del PRI le debe una explicación al pueblo de México porque no sería creíble que no se haya enterado de estos desvíos siendo secretario de Hacienda”.

Además, Anaya pidió investigar si el esquema de triangulación de fondos públicos se dio durante las elecciones a gobernador del Estado de México y de Coahuila, con Alfredo del Mazo y Miguel Riquelme al frente.

 

 

Fuente: http://www.proceso.com.mx

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...