La cura para la corrupción es estar bien informado.

Del Mazo contrae deuda de mil 500 millones de pesos en tiempos electorales

A cinco meses de la jornada electoral, el gobierno del Estado de México contrató con BBVA Bancomer los primeros mil 500 millones de pesos (de los 9 mil 200 millones) autorizados como endeudamiento al gobernador Alfredo del Mazo, tercero durante los primeros tres meses de gestión.

 

Los recursos, según el gobierno estatal, se emplearán en “la construcción y mejoramiento de infraestructura en educación, salud y comunicaciones”.

La administración de Del Mazo afirmó que el Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de Entidades Federativas vigente considera que este crédito ofrece las condiciones más favorables para una entidad federativa.

El secretario de Finanzas, Rodrigo Jarque Lira, indicó que el financiamiento se adjudicó mediante un proceso competitivo en el que participaron 11 diferentes instituciones financieras, y confió en que este fenómeno sea producto de la confianza en la fortaleza de las finanzas estatales.

Añadió que BBVA Bancomer ofreció el costo financiero más bajo: la totalidad del monto a 20 años, con una Tasa Efectiva Anual de 8.26%, una Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) más una sobretasa “de tan sólo 38 puntos base y sin comisión alguna”.

El proceso de licitación fue certificado por el notario público 24 de Toluca, Jorge Valdés Ramírez.

Pese a la nueva contratación, Jarque Lira afirmó que la deuda estatal se mantiene en niveles más bajos que la media nacional respecto de diferentes medidas, como las participaciones federales, los ingresos totales, el Producto Interno Bruto Estatal Total y Per Cápita.

A mediados de noviembre, con votos de diputados de Morena y del PRD en contra, la legislatura local avaló al nuevo mandatario contratar 2 mil 800 millones de pesos de deuda (mil 600 millones con Banobras y mil 200 millones con la banca comercial) para atender las afectaciones del sismo del pasado 19 de septiembre.

Dos semanas después, en el marco de la aprobación del Paquete Fiscal 2018, los legisladores locales avalaron una nueva contratación, ahora por 6 mil 400 millones (3 mil 400 millones para el sector central y 3 mil para el sector auxiliar), más una cantidad “a través de cuya suma, el saldo de la deuda pública del gobierno del estado al cierre de 2018 no exceda del 60% de la suma de las participaciones, ingresos propios y Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF)”.

La fórmula anterior, aseguró durante el cabildeo Jarque Lira, implica hasta 15 mil millones extras, de tal manera que este año la deuda pública estatal estará en posibilidad de rebasar los 50 mil millones de pesos.

 

 

Fuente: http://www.proceso.com.mx

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...