La cura para la corrupción es estar bien informado.

Contabilizan más de 90 casas que son propiedad de Javier Duarte y Karime Macías

De acuerdo a reportes de la Fiscalía veracruzana, que publicó Reforma, la pareja  Duarte-        Macías tiene apartamentos en Madrid y Bilbao.

En la capital española los Duarte adquirieron un apartamento de más de 100 metros cuadrados con un valor de más de 5 millones de euros, ubicado en la Calle Antonio Acuña, a unos metros del Parque del Retiro.

En EU su destino favorito era Florida, donde se ubican 23 departamentos, comercios y casas en Miami, y otros 18 en Homestead, Florida City, Cutler Bay y Coral Gables.

Ayer, REFORMA dio a conocer que Karime Macías operó la compra de una mansión de 7 millones de dólares en Coral Gables.

También los Duarte y sus prestanombres adquirieron propiedades en la zona exclusiva de Woodlands, en el condado de Montgomery, en Texas; en Houston; en Scotdale, Arizona, y cinco tiempos compartidos en el Hotel St. Regis, de Nueva York.

En México poseen terrenos, residencias y apartamentos en Campeche, Cancún, Ixtapa, Boca del Río, Valle de Bravo y la Ciudad de México.

El operador financiero de la pareja Duarte-Macías, José Juan Janeiro Rodríguez, se convirtió en testigo de la PGR y ha ofrecido información sobre el manejo de recursos y las compras de propiedades.

Entre los inmuebles en México, se han logrado ubicar 21 terrenos en Campeche. Los predios tenían un valor real de 200 mil pesos, pero Duarte los pagó en 253 millones de pesos a una de sus empresa fantasma.

También adquirieron cinco departamentos en Cancún, cuatro inmuebles en el Condominio Finestre de Ixtapa y cuatro en la Torre Pelícano, en Boca del Río.

En la Ciudad de México, Janeiro Rodríguez detalló las operaciones para adquirir dos departamentos en Polanco y un edificio en Lomas de Chapultepec

Además, pagó 38 millones de pesos por tres departamentos en Torres del Parque del Fraccionamiento Bosques de Santa Fe.

Destapa testigo el “cochinito”

El testigo colaborador José Juan Janeiro Rodríguez entregó a la PGR información de operaciones bancarias por mil 390 millones de pesos llevadas a cabo por la Administración de Javier Duarte con diversos proveedores y empresas.

El “cerebro financiero” del ex Gobernador envió desde enero de 2017 una USB con los datos y prometió entregar más evidencias a la PGR, a cambio de que le cancelaran las órdenes de aprehensión en su contra.

“En el documento anexo se contienen los movimientos de numerario con las referencias de las personas que ingresaban o hacían gastos. Se advierte que muchos cargos o abonos provenían directamente del gobierno del estado de Veracruz y que mucho de ese dinero fue gastado por diversos fines.

“Se trata de un archivo generado en el programa Excel, que revela operaciones por aproximadamente la cantidad de mil 390 millones de pesos, tanto por su origen como su destino. Además, se trata de información que hasta donde tengo conocimiento, solamente poseo yo”, señala.

Janeiro narra que en 2014 Moisés Mansur Cysneiros, principal prestanombres de Duarte, le pidió que asumiera el control de los movimientos contables que realizaba el Gobierno estatal, lo que en un principio rechazó diciendo que no era contador.

“Ante la insistencia, accedí a que se instalara una computadora en la que anteriormente era mi oficina, ubicada en la Calle de Lord Byron 28, en la Ciudad de México, misma que estaba conectada a un servidor por lo que no me era posible modificar dicha información. Simplemente se me permitía tener acceso a los movimientos que ahí se reflejaban”, dice.

De esta computadora copió la información que entregó a la PGR y, según su dicho, asegura tener más, aunque condicionó su entrega.

“Cuento desde luego con más información y estoy dispuesto a declarar al respecto, formalmente, ante esa Representación Social Federal (PGR), así como también dispuesto a comparecer en juicio en caso de que me sea requerido. Sin embargo, ello solamente puede suceder una vez que se haya cancelado la orden u órdenes de aprehensión que existan en mi contra”, indica.

El 2 de febrero de 2017, Janeiro consiguió la cancelación de la orden de aprehensión por lavado de dinero y delincuencia organizada, aunque no logró que la PGR suspendiera las investigaciones que tiene en curso por defraudación fiscal.

Fuente: https://vanguardia.com.m – Imagen de: internet

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...