La cura para la corrupción es estar bien informado.

Anaya llevó al PAN a niveles de votación de hace tres décadas

Pese a su alianza con los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), o en razón de ella, Ricardo Anaya hizo retroceder al Partido Acción Nacional (PAN) a niveles de votación presidencial y legislativa de hace prácticamente tres décadas.

 

Como candidato presidencial, Anaya obtuvo con todo y su alianza sólo el 22.5 por ciento de los votos y empeoró el resultado que hace seis años tuvo Josefina Vázquez Mota, quien logró una votación de 25.68 por ciento, postulada sólo por el PAN.

Y sólo como candidato presidencial del PAN, Anaya logró el 17.84 por ciento de los votos, prácticamente lo mismo que obtuvo hace tres décadas, en la elección de 1988, Manuel Clouthier del Rincón, quien conquistó 17.07 de los sufragios.

Anaya logró una votación menor a la de Diego Fernández de Cevallos, en 1994, quien obtuvo 25.92 por ciento; a la Felipe Calderón, en 2006, quien logó 35 por ciento, y Vicente Fox, en el 2000, quien conquistó el 42 por ciento, aliado con el Partido Verde Ecologista de México.

En número de votos, y sólo como candidato del PAN, Anaya prácticamente igualó a los 9 millones que obtuvo Fernández de Cevallos hace un cuarto de siglo, porque acumuló 8 millones 131 mil votos, el 84 por ciento de los obtenidos por la coalición Por México al frente.

En diputados federales, el PAN logró en la elección del domingo sólo 82, menos de los 88 que conquistó en 1991 –hace 27 años–, y 20 más de los 51 que logró en 1982.

En cuanto a los senadores, el PAN de Anaya tendrá 24, seis de ellos plurinominales, entre ellos el exjefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, quien ocupa la segunda posición detrás de Vázquez Mota.

Los otros cuatro senadores son Indira de Jesús Rosales, allegada al expriista Miguel Ángel Yunes, gobernador de Veracruz; Damián Zepeda, presidente del PAN; Kenia López Rabadán, la única mujer en el cuarto de guerra de Anaya, y Rafael Moreno Valle, exgobernador de Puebla.

No llegaron al Senado los que seguían en la lista plurinominal: Cecilia Romero; Luis Felipe Bravo Mena, expresidente del PAN, y Marko Cortés, quien podría ser candidato del grupo de Anaya a presidir este partido en las elecciones que habrá antes de que concluya el año.

En este marco se inscribe la guerra interna por el control del PAN que se inició desde antes de la jornada electoral del domingo 1 y que se profundizará con el paso de los días, cuando se transparente el tamaño del retroceso de este partido que aún controla Anaya.

 

 

Fuente: https://www.proceso.com.mx

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...