La cura para la corrupción es estar bien informado.

A tres días de la elección en Edomex, Eva Cadena finalmente se descara y apuñala a AMLO y a MORENA

 Eva Cadena Sandoval, captada en fechas recientes recibiendo dinero por parte de desconocidos para entregarlo a Andrés Manuel López Obrador, dirigente del partido “Movimiento Regeneración Nacional” (Morena), finalmente estalló contra el tabasqueño y dicha agrupación política, señalando que, al igual que el PRI, AN, RD y satélites, Morena utiliza recursos de todo tipo para financiar ilegalmente sus campañas.

En conferencia de prensa realizada esta mañana, Cadena Sandoval, “diputada” local de Veracruz y excandidata a la alcaldía de Las Choapas por Morena, aseguró que entre los recursos públicos desviados a los gastos de campaña del tabasqueño y otros candidatos, se encuentran los bonos que los “diputados” de Morena dicen rechazar pero que en realidad utilizan para financiamiento irregular.

“Todos los partidos buscan recursos adicionales a los que reciben de los organismos electorales, y Morena no es la excepción. Las campañas son muy costosas, cada vez más y los partidos en lugar de poner orden y dar transparencia, han optado, todos, por simular que se cumplen los topes de campaña y que el único financiamiento que existe es el público y el que establecen las reglas, cuando en realidad fluye mucho dinero sin control.

“Estos recursos son irregulares en cuanto a su origen y por lo mismo se utilizan discrecionalmente, además de que no se reportan a la autoridad electoral. Una gira o un mitin requiere de muchos recursos. El financiamiento obtenido no es el que determina o aprueba la ley y tampoco se presenta en los informes que se deben hacer a las autoridades electorales”, explicó la hoy “diputada” independiente, quien militó tanto en el PRI como en el PAN.

Victimizándose y acusando a Morena de haberla utilizado como chivo expiatorio, Cadena señaló a Amado Cruz Malpica, coordinador de la fracción de Morena en el congreso veracruzano, y a la “diputada” federal Rocío Nahle García, como los encargados de operar el financiamiento ilegal del partido.

Es tiempo de decir la verdad y de hablar del problema que tienen todos los partidos, de las prácticas corruptas, del uso de recursos públicos, del engaño y de la doble moral. Morena, lamento decirlo, asume las mismas prácticas de financiamiento ilegal de las de sus adversarios. El gasto político está ahogando la base ética de todos los partidos, incluyendo a Morena”.

Preguntas: ¿Por qué no denunció todo esto ANTES, cuando recién ingresó a las filas del partido? ¿Por qué no alzó la voz cuando le ofrecieron dinero para AMLO por primera vez? ¿Por qué esperó a hacer este escándalo en vísperas de la “elección” en el Estado de México, justo en pleno auge de la guerra sucia contra el Peje y la posibilidad -ensombrecida por un fraude inminente- de que el PRI sea derrotado?

Sobre los videos difundidos por el pasquín priista El Universal, en los que Cadena aparece recibiendo diversas cantidades de dinero en efectivo para, supuestamente, entregarlas al dirigente nacional de Morena, la “diputada” volvió a encubrir a la mujer que le entrega los recursos, rehusando confirmar que se trate de Ana Winckler, hermana del “procurador” de Veracruz bajo las órdenes del panista Miguel Ángel Yunes Linares, actual desgobernador del estado. En cambio, Cadena nombró a un tal “Alexis García” que, según la corrupta mujer, se ostentó como familiar de Cruz Malpica.

A más de una década de que Andrés Manuel López Obrador se convirtiera en el líder más importante de la “oposición” en nuestro país, la posibilidad de que el sujeto sea corrupto sigue a discusión. Es innegable, sin embargo, que en su partido sí hay delincuentes de alta peligrosidad… y la culpa es de el propio AMLO y la dirigencia de Morena. Ahí tienen a la expri(an)ista Eva Cadena, corrupta, hipócrita y traidora, avalada por López Obrador hasta antes de los “videoescándalos”. No es cierto que “su plumaje no se manche” por andarse revolcando en el pantano con priistas, panistas y demás escoria. Por el contrario, al hacerlo abona a la guerra sucia en su contra y fomenta la desconfianza entre la ciudadanía informada que SÍ anhela un cambio auténtico en México. Con sus ridículas, mesiánicas e irresponsables declaraciones sobre “otorgar al perdón” a los delincuentes que se afilien a su movimiento, garantizar impunidad a quienes pasaron por encima de la voluntad popular y otros coqueteos inaceptables con la “mafia del poder”, Andrés Manuel pone en duda su propia honorabilidad y la legitimidad de sus intenciones; se enloda a sí mismo y salpica en el proceso a la militancia honesta de Morena y a sus miles de seguidores. Ya es tiempo de que éstos, como adultos dignos y pensantes que -se supone- son, hagan un reclamo enérgico a su líder por tantas inconsistencias que, a la postre, costarán muy caro a la lucha genuina por el rescate y regeneración de nuestro país.

Fuente: https://notigodinez.com

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...