La corrupción.

La “corrupción” tiene un sinnúmero de acepciones, proviene del latín corrompere, que significa: romper algo entre dos, alterar o destruir su integridad. Existen otras derivaciones, como echar a perder, depravar, pudrir, pérdida de la inocencia por seducción o perversión. También denota sobornar a alguien con dádivas o de otra manera, esta última connotación es considerada una de las más comunes. Es un acto que supone la participación de al menos dos personas. Así los corruptores de van encontrando en el camino.

En términos simples, la corrupción es “el abuso de poder público para obtener beneficio particular”. Este fenómeno tiene mayor incidencia en el ámbito de gobierno, donde sus funcionarios actúan de modo distinto al sistema normativo para favorecer intereses a cambio de una recompensa, es el comportamiento desviado de aquél que ocupa un papel en la estructura estatal. Una forma jurídica de entender la corrupción consiste en concebirla como una violación a la norma del Derecho Positivo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>