Hipólito Gerard Rivero, cuñado del exusurpador Carlos Salinas de Gortari, es copropietario de la empresa Sierra Oil & Gas integrante del consorcio beneficiado con el hallazgo de un megayacimiento frente a costas de Tabasco. Así que ahí tienen los verdaderos resultados de la contrarreforma energética del asesino de Atenco y actual usurpador, Enrique Peña Nieto.

Ayer martes, el consorcio trasnacional de Talos Energy (Texas, EU), Sierra Oil & Gas y Premier Oil (Reino Unido) anunció el descubrimiento de uno de los yacimientos petroleros más grandes del Golfo de México. Se trata del pozo Zama-1, ubicado a 60 kilómetros de la costa de Dos Bocas, Tabasco, y cuyos recursos se estiman entre mil 400 y 2 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

De acuerdo con el La Jornada, el Zama-1 es el primer yacimiento encontrado por el sector privado en la historia reciente. Dicho pozo se encuentra en el bloque 7 subastado durante la ronda 1 de la contrarreforma peñista y entregado al consorcio vinculado a la familia de Salinas.

“Es el primer verdadero descubrimiento de un yacimiento realizado por una empresa petrolera diferente a Pemex aquí en México”, confirmó y celebró Gaspar Franco Hernández, “titular” de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Estimó que en tres o cuatro años aproximadamente, el pozo comenzará a rendir los anhelado$ fruto$.

El diario recordó que entre los accionistas de Sierra Oil & Gas figura Hipolito Gerard Rivero, hermano de la mujer de Salinas, con 13 por ciento de participación a través de un fondo conocido como Infraestructura Institucional. Asimismo, dispone del aval de los fondos de capital extranjero Riverstone Holdings y EnCap Investments.

Gerard Rivero, continúa el medio aquí citado, también tiene negocios con una filial de la constructora Higa, propiedad de Juan Armando Hinojosa Cantú, que a su vez entregó una mansión millonaria en Las Lomas de Chapultepec al usurpador Peña Nieto -la famosa Casa Blanca. Concretamente, Gerardo Rivero e Hinojosa Cantú participaron juntos en la licitación del tren rápido México-Querétaro que Peña canceló tras destaparse el escándalo de su casa blanca.

La Jornada detalló que el fondo Infraestructura Institucional del cuñado de Salinas fue adquirido en 2015 por BlackRock México, uno de los principales fondos de inversión que actualmente es socio de Petróleos Mexicanos. Dicho fondo tiene vínculos con “funcionarios” del régimen usurpador actual y anteriores.

El consorcio de Talos Energy, Sierra Oil & Gas y Premier Oil ha sido uno de los más beneficiados con la contrarreforma espuria. Sólo en 2015, firmó dos contratos de producción compartida con la CNH, durante la primera licitación de bloques exploratorios de petróleo y gas de la ronda uno, obteniendo los bloques 2 y 7 ubicados en la zona del sureste, una de las más ricas en yacimientos con probadas reservas millonarias de hidrocarburos.

Por cierto, la inglesa Premier Oil PLC fue denunciada penalmente el 21 de abril de 2015 en tribunales argentinos por realizar actividades de exploración sin autorización

Entre otros sujetos vinculados a Carlos Salinas que han sido beneficiados con la “reforma” de Peña, también se encuentra Pedro Aspe, ex secretario de Hacienda, quien es accionista del consorcio Diavaz Offshore.

Mientras tanto, el usurpador Peña Nieto avanza en la quiebra de Pemex a través del desmantelamiento de su infraestructura, cierre de refinerías por “accidentes”, recortes al presupuesto y el saqueo que nunca falla. ¡Reforma energética en todo su esplendor!

Fuente: https://notigodinez.com

Comentarios