El acoso brutal a periodistas se mantiene sin variación alguna en el sangriento y convulsionado estado de Veracruz, eterno bastión del narcotráfico y sus cómplices criminales del PRI y AN.

Tal como se denunció oportunamente -y los jarochos no hicieron caso-, Miguel Ángel Yunes Linares, actual desgobernador panista, y su antecesor priista Javier Duarte de Ochoa, son dos caras de la misma moneda de corrupción, saqueo, abusos y, en una palabra, DELINCUENCIA.

De acuerdo con el portal El Dictamen, policías ministeriales de Xalapa, Veracruz, detuvieron arbitrariamente y con violencia al fotoperiodista David Bello Taboada, la tarde de ayer lunes.

Según el citado medio, el reportero gráfico, quien trabaja para el Diario de Xalapa y es conocido y respetado por sus compañeros del gremio, se encontraba realizando la cobertura de un incendio en dicha ciudad jarocha.

Pese a que él y otros miembros de la prensa llegaron -como siempre- antes que las “autoridades”, elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) lo golpearon y posteriormente detuvieron argumentando que “había violado el perímetro de seguridad”.

Fue gracias a la enérgica intervención de sus compañeros que el fotoperiodista finalmente fue liberado.

El Dictamen informó que la Red Veracruzana de Periodistas (RVdP) condenó la detención y lamentó que los policías privilegiaran el uso de la fuerza sobre el diálogo con el fotoperiodista.

Por su parte, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) condenó estar tarde la agresión en contra de David Bello a manos elementos de la policía ministerial adscritos a la Fiscalía General del Estado, y exigió una investigación para aclarar los hechos, deslindar responsabilidades y proceder conforme a derecho contra los elementos responsables de la agresión contra el fotoperiodista que solamente realizaba su trabajo.

Fuente: https://notigodinez.com

Comentarios