Enrique Peña Nieto citó a medios de comunicación para hablar sobre la detención del exgobernador Javier Duarte, señalando que cuando regresé a México él mismo supervisará que se le aplique todo el peso de la ley, pero también que se respeten sus derechos y garantías como cualquier ciudadano.

El priista mencionó que “no tendrá privilegios hacia Duarte” aunque sean amigos, sin embargo (en caso de ser encontrado culpable) tratará de que la sentencia la cumpla con arresto domiciliario y no en prisión, señalando que Javier está muy mal de salud y no esta en condiciones de estar en una cárcel.

Desafortunadamente él tomó malas decisiones pero eso no lo minimiza como persona. Si un juez dictamina que cometió los delitos, pediré que se le otorgue un arresto domiciliario porque así como se le debe aplicar la ley, también se deben hacer valer sus derechos”.

Fuente: http://www.argumentopolitico.com

 

Comentarios