Por. El Desarmador

No podemos pelearnos con el imperio, debemos ser toreros y tener una larga mano izquierda, ellos y nosotros estamos en nuestro derecho de no querer ilegales, ellos y nosotros estamos en nuestro derecho de negociar o dar por terminado el tratado de libre comercio, ellos y nosotros tenemos en consecuencia el derecho de aumentar o bajar los aranceles a cada importación, por lo que ante la revisión del Tratado de Libre Comercio debemos preparar el poner en la mesa nuestros intereses e ir analizando lo que ellos requieren.

Sobre estas bases tenemos que trabajar cambiando nuestra política tonta de convertirnos en un país de bajos sueldos para ser esclavos de las empresas extranjeras y nacionales, que nos han impuesto los priistas y panistas actuales y pasados y exigir a los futuros el no hacerlo ni permitirlo.

Debemos en verdad bajar el gasto corriente de nuestro gobierno y como ejemplo dejar de comprar armamento que no nos sirve de nada, Trump nos está dando el ejemplo no recibirá más que un dólar al año por su cargo, cuando nosotros le pagamos a unos corruptos ministros igualmente ricos y gordos más de $600,000 pesos mensuales.

Debemos exigir, luchar por tener un gobierno en verdad democrático que nos una y en el que confiemos.

Debemos diversificar los destinos de nuestras exportaciones, pero sobre todo debemos trabajar en fortalecer nuestro mercado interno.

Que nos importa que los saca dólares al querer vender sus inversiones y ahorros en peso encarezcan el valor del dólar, no les demos ni un peso de nuestras reservas, eso no durara mucho y es solo especulativo, la inflación no se podrá detener pero si controlar, aumentando momentáneamente la tasa de interés en México.

No podemos sacrificar a nuestros proveedores mexicanos de servicios debemos ajustar sus precios si sus gastos tienen un gran componente en dólares, hacer que la virgen nos habla es el peor de los defectos y lo agrava todo, debemos cuidar y fomentar a nuestros proveedores nacionales.

Respecto a las deportaciones debemos detener y deportar a los inmigrantes de Centro y Sur América ya no podemos seguir siendo un puente para ellos.

Debemos realizar grandes inversiones en infraestructura que utilice masivamente mano de obra de mexicanos deportados o no y pagarles bien, eso de construir todo mediante la concesión de las obras a extranjeros que luego nos desangran con sus cuotas, es una estupidez enorme y una tremenda equivocación, es claudicar a la responsabilidad del Estado.

A la delincuencia debemos darle con todo lo posible e imaginable, el orden es importantísimo y estoy totalmente de acuerdo con Trump en eso de que un gobierno que no da seguridad a su pueblo no merece ser gobierno.

Comentarios