El Desarmador

Cambios en el gabinete si pero intrascendentes para la solución de los problemas.

La renuncia de Videgaray y la llegada a la Secretaría de Hacienda de José Antonio Meade Kuribreña, no tiene la menos trascendencia y las instrucciones que Enrique Peña Nieto le dio se las debió exigir desde los primeros años de su gobierno a Videgaray, por lo que en mi opinión son instrucciones de papel que no se cumplirán en los hechos y menos en el Estado de México que enfrentara elecciones en 2017, basta con ver el nombramiento del compadre del presidente en Sedesol,  quien tiene fama de ser un operador político de peso Luis Enrique Miranda, con la instrucción de abatir la pobreza, objetivo por el cual en primerísima instancia se nombra a un presidente de la República, por lo que más bien Luis Enrique será el operador de la campaña priista en el Estado de México y prepara el esfuerzo priista para no perder en el 2018.

José Antonio Meade es una estupenda persona y sin duda el más preparado de todos en el gabinete, pero lo mismo se decía de Videgaray por lo que poco podrá cambiar las cosas y más en estos dos años que se avecinan, precisamente por las elecciones del próximo año y en el 2018, si no me creen solo recuerden que en épocas electorales mágicamente el circulante de dinero en efectivo crece hasta un 25 %.

Lo más preocupante es que nuestro presidente está perdiendo al PRI o el PRI está perdiendo a su presidente, como lo quieran ver, por lo que podemos esperar duras peleas internas para disciplinar a los gobernadores, a los senadores y diputados priistas, personajes que antes se querían sacar la foto con Peña Nieto y ahora procuran guardar distancia, por lo que incluso podría esto provocar la salida de Enrique Peña de la presidencia pero desde luego lo que se dirá es que la solicitud de licencia la solicita por problemas serios de salud.

Así las cosas solo podemos esperar más de lo mismo, pero sumando a todo este relajo, la lucha electoral despiadada que se avecina.

Comentarios